sábado, 9 de marzo de 2013

La primavera llega al PeterHuerto

Y con la inminente llegada de la primavera, encuentro el tiempo para sentarme a escribir esta entrada.

En el último post os decía que en esta entrada os contaría cómo estaba preparando la siembra de finales de invierno y primavera. Bueno, no va a ser así.
La verdad es que todavía no he tenido tiempo de hacer los semilleros ni de planificar bien lo que quiero sembrar. ¿Las razones? Muchas y variadas.

En el último mes y medio han pasado muchas cosas y todas, de alguna forma, han hecho que no pudiese dedicarle el tiempo que me hubiese gustado al PeterHuerto, a sus habitantes actuales y futuros y sobre todo a este blog.



En lo que afecta directamente al PeterHuerto,  os puedo contar que hemos seguido teniendo semanas de mal tiempo, con este viento tan molesto que nos ha castigado este año, fuertes lluvias (con arena sahariana incluida) y una bajada drástica de temperaturas que me hizo temer por los tomates que tan contento me tenían (y me tienen, no os asustéis...).
Las lluvias de esta semana han traído cantidades industriales de arena del Sáhara (fantástico para los lavaderos de coches) y han provocado que la terraza donde está el PeterHuerto se parezca realmente a un bancal. Así que hoy toca adecentarla antes de montar los semilleros, aunque prometo hacerlos este fin de semana.

De todas formas, pensaréis (y con razón) que los fenómenos meteorológicos no son los que me han quitado el tiempo para las tareas hortícolas. Efectivamente, hay otras cosas que no tienen nada que ver con esto.
Principalmente, el trabajo. Vaya por delante que no me quejo. Afortunadamente tengo trabajo. Y mucho. Y además me dedico a la profesión para la que me preparé. Pero a veces el ritmo que uno lleva no es bueno y hay momentos en los que parece que el volumen de trabajo no para de crecer y crecer y esto hace que cuando tienes un rato libre, se te active el "modo marmota" y no consigas sacar tiempo para nada más.

Pero lo que realmente ha concentrado todo mi tiempo en estas últimas semanas es otra cosa, algo que llevaba mucho tiempo esperando y persiguiendo y que prometo contar aquí muy pronto. Dicen que lo bueno se hace esperar. Esperemos, pues.

Bueno, y después de este rollo que os acabo de soltar, vamos a lo que vamos. ¿Queréis fotos? Pues aquí las tenéis. Podéis ver cómo ha evolucionado el PeterHuerto. Aunque falten dos semanas para la primavera, yo creo que aquí ya ha llegado. Llevamos un par de días llegando a los 25ºC y todas las plantas parecen estar despertando.

Afortunadamente las tomateras han sobrevivido al invierno perfectamente. Supongo que ahora darán un tirón y se pondrán a crecer como locas, así que espero tener producción durante los próximos meses. El experimento de sembrar tomates en otoño no ha ido mal, juzgad vosotros mismos.

Y aquí van las fotos prometidas.

Así está el PeterHuerto hoy. ¿Veis cómo ha despertado?

Las lechugas han terminado por explotar
Podéis ver las lechugas aquí arriba. El tallo debería estar más enterrado, ¿verdad? Están así porque voy cortando las hojas exteriores cuando tienen un tamaño suficientemente grande  para hacernos unas ensaladas magníficas... Con la escarola hacemos lo mismo.

La escarola y una de las cebollas
Aproveché los huecos que tenía para sembrar unas semillas de margaritas, hace unos meses. Mirad el resultado:
Las margaritas han florecido de un día para otro
¿No son bonitas? 
Aquí podemos ver las zanahorias, que ya asoman y la base de las habas

¿He dicho habas?
Bueno ¿qué me queda por enseñados?
Sí, ¡¡los tomates!!
Ahí van:

Tienen muy buena pinta

Éste es un poco el "tomatito feo", pero seguro que sabe igual de rico que el resto

 Os dejo una foto más de cerca, donde podéis apreciar entre otras cosas, los restos de la arena que dejó la lluvia del otro día y que os comentaba antes:

Estoy deseando cogerlos
 Y finalmente, otra panorámica del PeterHuerto, para que veáis la altura que han cogido las habas. Por cierto, voy a tener que abrir un agujero por arriba, porque parece que quieren seguir subiendo...



La última:

¿Os acordáis de ella? Ahí la tenéis vigilando que todo esté en su sitio...

2 comentarios:

Mª Ángeles Muñoz dijo...

¡Qué fotos tan estupendas!. La verdad es que el Peterhuerto va viento en popa. No sé por qué hablas del tomatito feo, a mí me parece precioso y seguro que después es el que se hace más grande y el que está más rico. Y veo que "los vigilantes del huerto" no descansan y se toman muy en serio su trabajo. A tenor del tamaño que están adquiriendo algunas cosas (lechugas y habas sobre todo) me parece que dentro de poco va a hacer falta una ampliación del Peterhuerto. ¡Enhorabuena! (Por el Peterhuerto y por todo lo demás).

Peter Street respondió...

El tomatito feo está destinado (al igual que el patito del cuento) a ser el tomate más espectacular del año, el Capitán Tomate para ser exactos :))

Espero que te comas alguno de sus hermanos, aunque los conozcas desde pequeñicos...

Muchas gracias

Responder

Publicar un comentario

 
;