miércoles, 28 de agosto de 2013

Feliz cumpleaños, PeterHuerto

El lunes fue mi cumpleaños y también el del PeterHuerto (más o menos), ya que hace ahora un año estaba dándole los últimos toques a ese cajón de madera inicialmente sin vida,  que tan buenos frutos nos ha dado después.

El PeterHuerto cumple su primer añito de vida
La temporada está a punto de acabar y en estas semanas el PeterHuerto no produce apenas nada (excepción hecha de los demoníacos pimientos de padrón, que siguen creciendo y por supuesto picando). Así que echemos la vista 365 días atrás y  hagamos un repaso general a todo un año de experimentos y aprendizaje.

Vamos allá.



El mayor de los pocos
rabanitos que recogimos

Rabanitos

Las semillas de rabanitos, variedad "redondo rojo", fueron las primeras en germinar y darme alegrías. 
Incluso llegamos a comernos algunos rabanitos, pero... 
Al final no funcionaron bien, como todos las plantas cuyos frutos son la propia raíz. Demasiadas horas a la sombra.
La próxima temporada me lo voy a pensar, pero lo que tengo claro es que si vuelvo a sembrar rabanitos, elegiré una variedad distinta.

Valoración final: REGULAR.

Lechugas

Las lechugas nos dieron diferentes resultados. Sembré tres variedades distintas, "mantecosa reina de mayo", "roble" y "romana rubonea".
Pues bien, la lechuga roble no fue vista jamás por el PeterHuerto. No llegó a germinar.
Lechuga mantecosa
Por el contrario, la mantecosa germinó perfectamente y se desarrolló muy bien, hasta que un día, después de un temporal de viento, se marchitó y no pude salvarla. Tenía muy buena pinta hasta ese momento.
Lechugas romanas

Sin embargo, las dos lechugas romanas que sobrevivieron al mismo temporal, dieron la talla y dejaron el listón muy alto. Estuvimos comiendo lechugas muchas semanas, hoja a hoja, según las íbamos necesitando.

Ha quedado claro que con la protección adecuada, las lechugas funcionan estupendamente en el PeterHuerto, por lo que son claras candidatas para la siembra de otoño.

Valoración final: BIEN.
Escarola

Escarola y rúcula

La escarola y la rúcula han sido dos de los grandes éxitos del PeterHuerto. No puedo ponerles ningún pero.

La rúcula creció y creció y la escarola sobrevivió a todos los temporales de viento y a las incursiones gatunas.

Rúcula
Todas nuestras ensaladas de este pasado invierno llevaron rúcula y escarola. Se han comportado de forma extraordinaria, por lo que probablemente acompañarán a las lechugas en la próxima temporada.

Valoración final: MUY BIEN.

Cebollas

Fracaso absoluto...
No se puede decir otra cosa. Parecía que iban a aguantar pero una postrera incursión gatuna acabó con el último brote y nos dejó sin saber si finalmente funcionarían en el PeterHuerto.
Sinceramente, visto cómo han ido el resto de hortalizas de raíz, dudo mucho que llegasen a engordar. 
En cualquier caso, lo volveré a intentar esta temporada.

Valoración final: MAL.

Habas

Alguna sí que recogimos
Repasando lo que pasó con las habas, vuelvo a recordar que siendo uno de los cultivos más fáciles, cometí con ellas uno de los mayores errores. 
Y es que las habas se desarrollaron muchísimo y muy rápido y pensábamos que íbamos a tener habas para regalar. Sin embargo, no aprendí que debía "despuntar" las habas hasta que fue demasiado tarde.
Las matas de habas dedicaron toda su energía a crecer y crecer y se olvidaron un poquito de dar frutos. 
Eso sí, las habas que recogí estaban riquísimas.
Casi la cosecha completa

Esta temporada volveré a sembrar habas, sin ninguna duda y estoy completamente seguro de que la cosecha de este año será abundante ;).

Valoración final: MUY BIEN (a pesar del PeterHortelano).

Zanahorias

Las zanahorias al fondo, a la derecha
Otro de los estrepitosos fracasos del PeterHuerto.
Durante meses, la parte aérea de las zanahorias ocupó casi la mitad del PeterHuerto, augurando una cosecha magnífica.
Ni una.
No se desarrolló ni una.
Ya he comentado ampliamente los problemas de la falta de sol para este tipo de cultivos.
No volveré a sembrar zanahorias mientras se mantengan las condiciones de insolación.

Valoración final: MAL.
El perejil en la esquina
inferior izquierda

Perejil

Qué buen resultado dio el perejil. Y qué planta tan agradecida. Cortas y vuelve a brotar. Cortas más y sigue brotando.
Tuvimos perejil fresco muchos meses.
Volveremos a plantarlo.

Valoración final: MUY BIEN.

Calabacines

Una flor espectacular
Qué decepción. Una de las hortalizas más prolíficas y no he sido capaz de obtener ni un solo calabacín.
A día de hoy todavía sobreviven dos plantas, una en una maceta independiente y otra transplantada en el propio PeterHuerto.

Las dos dieron flores preciosas (solamente macho, ninguna flor hembra), pero parece ser que no he logrado proporcionarle las condiciones necesarias para que dieran fruto.

El año que viene lo intentaré de nuevo aunque casi seguro que cambiaré de semillas.

Valoración final: MAL (aunque bonitos).

Berenjenas

Bonito color
Otra gran decepción, máxime cuando estos días que he salido a correr por los caminos de la huerta, he podido comprobar cómo es una planta de berenjenas bien desarrollada. Nada que ver con las del PeterHuerto.

Después de pasar un par de meses luchando contra el maldito pulgón, parece que gané la batalla, pero de las berenjenas solamente se ha visto la flor. Una bonita flor, eso sí, pero nada más.

Debe ocurrir algo similar a lo que ha pasado con los calabacines, así que también volveré a intentarlo en la próxima primavera.

Valoración final: MAL.

Guisantes

La primera vaina de guisantes
Alegría inicial y decepción final.
Dos vainas, dos. Y después de eso, se secaron en dos días.
Ayer tenía guisantes y hoy ya no tengo. Cosas de sembrar fuera de la época en una zona en la que es fácil tocar los 30 grados en primavera.

El problema es completamente achacable a mi inexperiencia, así que no vamos a ser muy duros con los pobres guisantes. Además, los guisantes de las dos vainas que recogí estaban buenísimos.

Valoración final: REGULAR.

Pimientos de Padrón

Tres de los muchos pimientos
de padrón recolectados
Con los pimientos de padrón se ha producido (y se sigue produciendo ahora mismo) algo paradójico, ya que se trata de uno de los mayores éxitos del PeterHuerto en lo que a producción se refiere, pero que sin embargo, no ha podido culminar en el consecuente éxito culinario: PICAN. ¡¡PICAN MUCHO!!
Como dije en su momento, unos pican y otros también y es prácticamente imposible comerse dos seguidos.

Lo bueno es que ya sabemos que los pimientos funcionan en el PeterHuerto de forma espectacular, así que tendremos que buscar unas semillas más "suaves".

Valoración final: MUY BIEN.

Albahaca

La albahaca con la mitad
de su tamaño actual
Otra de las plantas agradecidas y fáciles de cultivar.
Es lo único que no he sembrado yo. Procede de una plantita comprada en un centro comercial y transplantada al PeterHuerto.
El transplante no le sentó nada bien, incluso llego a morir en apariencia. Sin embargo, después de algunas semanas, la albahaca renació y se convirtió en una fuente inagotable de aroma para nuestras ensaladas y muchos de los platos que hemos cocinado durante estos últimos meses.

La próxima temporada la albahaca tendrá su sitio en el PeterHuerto, junto a otras aromáticas que pienso sembrar.

Valoración final: MUY BIEN.

Fresas

Las fresas esperan su turno
Las fresas tardaron en germinar, pero finalmente lo hicieron y ahí están, desarrollándose tranquilamente en el PeterHuerto, esperando que pase tooodo este año y llegue la próxima primavera.
Si no pasa nada, tendremos fresas en primavera y esquejes para reproducir las plantitas a discreción.

Valoración: EN ESPERA (pero tienen buena pinta).

Tomates

Y llegamos al rey del PeterHuerto.
El tomate es en realidad lo que motivó la creación del PeterHuerto y lo que ha dado sentido a todo el trabajo invertido en él.
Ya os conté su historia en "Requiem por un tomatito español" y no la voy a repetir ahora. Simplemente os diré que hemos regalado muchos tomates y nos hemos comido muchos otros también.
Desde hace algunas semanas, la tomatera superviviente ha dejado de producir. Sigue echando flores, pero ya no salen tomates. Y es que ha llegado al final de su ciclo vital, igual que este verano al que le queda ya muy poco.

Solo por los tomates, el PeterHuerto ha merecido la pena.
Sin ninguna duda, volveré a sembrar la misma variedad esta temporada y en la misma época. Añadiré alguna variedad distinta, para probar cosas nuevas, pero desde luego, estas semillas tendrán siempre su hueco en el PeterHuerto.

Valoración final: SUMMA CUM LAUDE.


Y hasta aquí el repaso de este primer año de vida del PeterHuerto. 

¿Y ahora qué?
Pues de momento el PeterHuerto va a descansar. Arrancaré las plantas que quedan y que han terminado ya su ciclo vital, aunque tendré que mantener las fresas y la albahaca.
Después renovaré el sustrato, volveré a abonar y plantearé la siembra de otoño, aunque ya adelanto que casi con total seguridad va a quedar reducida a algunas plantas aromáticas y de hoja verde (lechugas y familia), que son las que parece que funcionan en las condiciones del otoño de la terraza.

Además, en los próximos meses no voy a tener mucho tiempo. Ya comenté que estamos esperando la llegada de Rodrigo, que nacerá a primeros de Octubre, y aunque no pienso olvidarme del PeterHuerto, ya os podéis imaginar en qué voy a ocupar la mayor parte de mi tiempo libre.
En cuanto a este blog, espero escribir al menos una entrada mensual, aunque sea para poner fotos de Rodrigo cuidando las lechugas :))

Gracias por vuestro seguimiento este año.

Seguiremos informando.

5 comentarios:

Literalia dijo...

Se aproximan grandes acontecimientos, y la próxima cosecha será aún mejor. Suerte.

Responder
Invisible dijo...

Pues a pesar de algún pequeño fracaso has conseguido una buena cosecha, no como yo, que todo me ha fracasado: los tomates salieron con el culo negro, las cebollas no engordaron, los puerros desaparecidos, el pimiento de Lodosa seco, los pepinos y el melón solo dan flores, el mandarino solo a producido una mandarina enana... solo sobrevivieron las patatas, los tomates Cherry de una maceta y una planta de fresas "a medias"...
Suerte con la nueva temporada.

Responder
Rodrigo Vazquez dijo...

Hola, Soy Rodrigo, desde Argentina. Estoy empezando a construir mi mesa de cultivo, incentivado por los tomates, albahaca, rúcula y morrones que tengo que transplantar en cualquier momento. Tengo una terraza y una mesa de cultivo sería lo ideal.
Un abrazo, este blog está bunísimo.
Saludos y suerte!

Pedro Ibáñez Ortuño respondió...

Muchas gracias Rodrigo y ánimo con la construcción de tu propia mesa.
Me alegro de que te guste el blog. Esta temporada de otoño-invierno (aquí en España) no estoy cultivando nada y el PeterHuerto está descansando.
Además, todo mi tiempo libre va para nuestro bebé, que casualmente se llama como tú.

Gracias, un abrazo.

Rodrigo Vazquez respondió...

Gracias Pedro. Un saludos para allá y otro para mi tocayo! que de seguro crecerá sano con la ayuda del PeterHuerto!
Por otro lado, que medidas tiene tu mesa? Podrás pasarme ese dato?
Un abrazo!

Responder

Publicar un comentario

 
;