domingo, 28 de julio de 2013

Verano en el PeterHuerto

Aquí estoy de nuevo, aunque hace casi tres meses que no actualizaba el blog.
Y no es porque no tuviese cosas que contaros, sino que  he estado muy ocupado en otras cosas, trabajo, proyectos y en las últimas semanas, en hacer unas reformas en casa para preparar la llegada de Rodrigo, nuestro pequeño que llegará en Octubre.

En estos dos meses, han pasado muchas cosas en el PeterHuerto, algunas buenas y otras... no tanto.

En la última entrada os hablé de los nuevos habitantes transplantados, guisantes, pimientos de padrón y berenjenas, además de los calabacines que crecían en el balcón y de las fresas que no habían germinado todavía. En aquel momento todavía quedaban habas, zanahorias y las dos tomateras, que andaban en plena producción.

Durante algunas semanas, las nuevas plantas fueron creciendo con normalidad. Mientras tanto, recogí las últimas habas y arranqué las matas que ya habían acabado su producción.
Sin embargo, pronto empezaron a estropearse algunas plantas: los guisantes dieron escasamente dos vainas y se secaron rápidamente. Creo que los sembré demasiado tarde, así que probaremos el año que viene.

Las zanahorias han resultado ser uno de los grandes fracasos del PeterHuerto. Finalmente no terminaron de engordar y acabé arrancándolas sin obtener ni un solo fruto. Está claro que las plantas de raíz no funcionan en el PeterHuerto. Seguramente la falta de horas de sol durante el invierno hace imposible que se desarrollen y engorden lo suficiente. La próxima temporada lo volveré a intentar, aunque trataré de variar la situación de la plantación.

Pero bueno, vayamos por partes para ver cómo han ido desrrollándose los supervivientes del PeterHuerto:




Calabacines

Los calabacines crecieron rápidamente, gracias a la gran cantidad de sol que recibían en el balcón y pronto empezaron a salir unas preciosas flores. Peeeeeero... yo no sabía que los calabacines tienen flores macho y flores hembra y que tienen que coincidir abiertas al mismo tiempo para que las flores hembra sean polinizadas. Pues bien, mis calabacines solo han sido capaces de echar flores macho. A día de hoy no he cultivado ni un solo calabacín.


Calabacines en pleno esplendor

Flores macho
Las flores del calabacín son espectaculares


Con los calabacines en el balcón teníamos un problema adicional, en forma de nube de mosquitos, que acababan entrando en la habitación, así que tuve que tomar la decisión de trasladarlos a la terraza, al lado del PeterHuerto. 
En la terraza las horas de sol se reducían bastante, aunque los he situado en el lugar donde llega el sol más temprano, así que acaban teniendo unas 5 o 6 horas de sol directo todas las tardes.
A esto se le suma que las macetas quedan totalmente expuestas a nuestras queridas Mimoko y Eulalia, (ya sabéis, las gatas amantes de la verdura), aunque parece que al final se han acostumbrado a dejar las planas en paz, al menos de momento.


Uno de los calabacines recuperándose en la terraza
Han tardado en adaptarse pero están volviendo a echar flores

Aproveché el traslado para transplantar uno de los calabacines directamente en el interior del PeterHuerto, en el espacio que dejaron las zanahorias, en un intento de hacer algo distinto y ver cómo resulta.

Calabacín transplantado en el PeterHuerto

Guisantes

Como decía antes, los guisantes no han funcionado bien en el PeterHuerto. Seguramente los sembré ya fuera de temporada, porque en cuanto empezó a hacer calor, se secaron rápidamente. 
El caso es que crecieron bastante rápido y en seguida empezaron a echar algunas vainas, pero fue un espejismo. Creo que recogí dos vainas de guistantes, que eso sí, estaban sabrosísimos. Después, las tres matas se secaron en cuestión de días y tuve que arrancar sus restos.

Guisantes al fondo, agarrados a sus guías
Una de las vainas de guisantes

Berenjenas

Las berenjenas me tienen ahora mismo un poco despistado, ahora veréis por qué.

Al principio crecieron muy bien y respondieron estupendamente cuando las transplanté al PeterHuerto. Aquí las tenéis, en sus primeras semanas:

Berenjenas, con las zanahorias que quedaban de fondo
Dos meses después, miden alrededor de medio metro y tienen este aspecto:

Berenjenas (con los pimientos al fondo)
Me tienen despistado porque hace ya algún tiempo que están en flor, las flores salen y se marchitan, y vuelven a salir, pero ni rastro de frutos. Tienen muchas hojas y su aspecto es bastante saludable, pero las berenjenas no aparecen. No sé. Tendré que esperar un poco a ver qué pasa.

Las berenjenas en flor
Se me olvidaba contaros que las berenjenas han sufrido la única plaga importante que ha tenido el PeterHuerto: un día, observando las hojas, me di cuenta de que había algo que se movía en ellas y fijándome bien resultó que estaban completamente cubiertas de pulgón. Maldito pulgón, lo que me costó controlarlo. Busqué soluciones como siempre, en el foro de InfoJardín y todos recomendaban rociar las plantas con una disolución de agua jabonosa. Así lo hice y bueno, el pulgón desaparecía y volvía, en oleadas, como los zombies (jajaja, tenía que decirlo...).
Al final me di cuenta que había desaparecido por completo, coincidiendo con los días de más calor de este verano y de momento, así sigue. Supongo que también tuvo algo que ver un par de mariquitas que han aparecido en el PeterHuerto, ya que leí en algún sitio que son uno de los principales depredadores del pulgón. Bienvenidas seáis, mariquitas :)).

Pimientos de padrón

Estos sí que me tienen contento. 
Su evolución ha sido totalmente paralela a la de las berenjenas, con dos grandes diferencias: primero, no han sido atacados por el pulgón y segundo y más importante, están a rebosar de pimientos.

El desarrollo ha sido quizás un poco más lento, en lo que a ganancia de altura se refiere, pero en las últimas dos semanas han pegado un "estirón" y están a punto de tocar la parte superior de la malla de protección del PeterHuerto. 

En esta foto se pueden ver por detrás de las berenjenas, cómo las han superado ya en altura.

Pimientos de padrón
Recogí los primeros pimientos la semana pasada y ahora ya hay pimientos para recoger prácticamente todos los días.

El primer pimiento
Y su hermano
Os preguntaréis si los he probado y si como dicen, "unos pican y otros no".
Pues sí, los he probado:

Buena pinta tienen, ¿no?
Una combinación típica
En este caso, tengo que deciros que "unos pican y los otros también". Son auténticos demonios. Leí por ahí que son una variedad del chile, así que no me extraña nada que sean tan "rabiosos". Aún así, si os gusta el picante, están francamente deliciosos.

Fresas

Las fresas son otra de las sorpresas agradables del PeterHuerto este verano.
Ya sabéis que las sembré como un experimento más, sabiendo que con suerte tendría fresas la primavera del año que viene.
Cuando todo lo que había sembrado en el invernadero al mismo tiempo que las fresas, había sido ya transplantado, las fresas ni siquiera habían germinado. Pensé que no lo harían nunca, pero un día me fijé y habían salido unas diminutas hojitas verdes, que poco a poco fueron creciendo y desbordando los vasitos:

Las fresas perezosas que finalmente germinaron
Cuando tuvieron un tamaño que consideré suficiente, las transplanté al PeterHuerto, donde siguen creciendo tranquilamente, a la espera de meses menos cálidos.

Las fresas en su "hogar" definitivo

Albahaca

Recordaréis que la albahaca es la única planta que he comprado ya germinara. La encontré en un centro comercial por casualidad y decidí probar, ya que había sembrado algunas semillas que no llegaron a germinar.
El transplante al PeterHuerto no le sentó nada bien y muy pronto perdió todas las hojas, que fueron cayendo a la tierra sin que me diese tiempo a aprovecharlas.
Sin embargo, unas semanas después volvió a brotar, esta vez con una fuerza increíble y a día de hoy está casi tan alta como las berenjenas. Yo voy arrancando hojitas conforme voy necesitándolas para cocinar y la verdad es que es una gozada tener siempre disponible albahaca fresca, porque tiene un aroma increíble.
Albahaca

Tomates, los reyes del PeterHuerto

Y finalmente llegamos a nuestros queridos tomates, los auténticos protagonistas del PeterHuerto, ya que además de ser lo que mejor ha funcionado, comernos nuestros propios tomates fue desde el principio el objetivo número uno del PeterHuerto.

Desde que recogí el primer tomate (PeterTomate para los seguidores del blog), la producción no ha parado. Es cierto que una de las tomateras terminó pronto su ciclo vital y tuve que arrancarla, pero la otra tomó el testigo, comenzó a crecer y se cubrió de ramilletes de flores, que después se convirtieron en racimos de tomates. Creo que no han pasado más de 10 días sin recoger algún tomate desde entonces. 
Ahora mismo, la mayor parte de la tomatera se encuentra fuera de los límites de la malla protectora del PeterHuerto, como podéis ver en estas fotos:


La tomatera tomando el sol fuera del PeterHuerto
El último tomate dentro del PeterHuerto. El resto, fuera

Tomates, tomates

Éste, redondito

Y éste, solamente con un rizo

Lo curioso de los tomates es que cada "hornada" cambian de forma. Algunos han salido rizados, otros totalmente redondos y lisos... Es muy curioso, pero eso sí, todos están igual de ricos y sabrosos.

Bueno, pues hasta aquí la recopilación de estos tres meses en los que os tenía un poco abandonados. Ha salido una entrada larga, pero como habéis visto, había cosas que contar.

Espero que no pasen otros tres meses hasta la siguiente entrada.

Seguiremos informando.


3 comentarios:

Literalia dijo...

Las zanahorias no y los guisantes dos vainas... Vamos, tuviste una cosecha fantástica. No se puede ser perfecto Pedrito, la tierra y el aire tampoco lo son.

(Un abrazo... a ella también)

Pdta. ¿tu también con los capchas?

Peter Street respondió...

No pretendo ser perfecto, jeje, solo comento los errores igual que los aciertos.
La verdad es que estoy muy satisfecho con el resultado, ha superado ampliamente mis expectativas.

En cuanto a lo de los capchas, ¿qué capchas? Yo no he cambiado nada...

Responder
JP dijo...

Pues sí que es curioso lo de los tomates!! Tienen una pinta espectacular. Lástima las zanahorias. ;))

Responder

Publicar un comentario

 
;